27 de febrero de 2009

5 días más...

Las AMPAS exigen a la Junta que el colegio empiece una semana antes. Y así se hará. Dicen ellos que comparativamente con otras Comunidades Autónomas tenemos menos días lectivos y eso repercute en una enseñanza y un aprendizaje de menos calidad.

Los Síndicatos docentes abogan que no se ha contado con la opinión del profesorado andaluz y que se ha tomado una decisión unilateral sin escuchar propuestas... y que si esas tenemos, el profesorado va a la huelga.

En mi opinión entrar el día 7 no soluciona absolutamente nada. No mejorará los "niveles" de nuestro alumnado ni una décima. Además, de que se ningunea y piosotea el trabajo realizado por el maestro del 1 al 15 de septiembre, quedando ya tan solo una semana para organizar el curso: programación anual de aula, organización de ciclos, plan anual de centro, preparación de evaluaciones iniciales, recogida de material y valoración de materiales didácticos oportunos, limpieza y organización del aula, estudio de informes de tránsito del alumnado, etc.

Que digo yo, que si los padres realmente quieren que suba el "nivel" de sus hijos, mejor será que protesten por lo que de verdad afecta a la calidad de la enseñanza: que siga dándose religión en la escuela laica (más de 5o horas anuales se dedica en las escuelas a adoctrinar... para enseñar religión ya están las iglesias, ¿no?), que se equipare la ratio andaluza con la europea (clases con 15 alumnos y no con 25-30), que se reduzca la burocracia al profesorado para que destine su tiempo a enseñar y no a rellenar papeles o que se introduzcan definitivamente las TIC en la escuela.

A no ser que los padres estén pensando más en tener colocado al niño 5 días más en la escuela. Que no olvidemos, son 5 días menos dando la lata en casa o en casa de la abuela en su defecto. Entonces hay poco que decir.

¿Que escondemos?
27 de febrero de 2009
Día del Maestro, para más INRI

13 de febrero de 2009

Y sin alas volarías...

Su mirada no era la misma.

Él seguía siendo su presente, por más que intentaba mandarlo al pasado. Era una mujer feliz, aparentemente feliz; con una vida completa, aparentemente completa.

Pero su mirada no era la misma.

Un olor era suficiente; una simple sonrisa, demasiada tentación; un cruce de miradas, definitivo. Ya era inevitable el viaje a las carpetas forradas, armario de corazones con flechas, a los bocadillos de la panadería frente al Instituto, a los buzones de San Valentín, a las parejas de Educación Fisica, a los cuestionarios del Super PoP, a la torpeza del primer beso.

Y entonces, el reloj se detenía a observarla, esperándola paciente, evitando molestias innecesarias, sabedor de que su mirada, ahora sí, era la misma, la suya.

...y hasta serías capaz,
de decir que me querías.
Rafael del Estad
"Si te supiera decir".
Viernes, 13 de febrero de 2008

7 de febrero de 2009

Que digo yo una cosa...

Ahora está otra vez en el candelero el tema de la eutanasia, del derecho a morir dignamente enfrentado con la necesidad, conveniencia, obligación de someternos a los designios de ser un superior, quizás caprichoso, quizás benevolente, quizás egoísta, quizás todopoderoso, quizás existencia, seguro invento.


En este tema, igual que en mucho otros, tengo demasiadas preguntas y pocas respuestas. La Iglesia, creo que demasiado lejos de Jesús, el humano o el divino (quédate con el que prefieras), se equivoca metiéndose en todos los charcos. La Iglesia, de la creencia que sea, no es más que una asociación de personas, con más o menos poder, con más o menos acierto, con más o menos historia. Solo, una asociación de personas que trabajan, creen, luchan por algo, ya sea por promover la palabra de su Dios, ya sea por ayudar a personas necesitadas, ya sea por manejar el cotarro del mundo político o ideológico. Y como tal, en mi opinión, siempre en mi opinión, la Iglesia como Asociación debe dirigirse a sus asociados, a sus miembros, a aquellos que comulgan con sus ideales.


Dejen de intentar manejarnos la vida a aquellos que no creemos, a aquellos que pensamos que Dios no es más que un invento del hombre por no saber explicar lo inexplicable, por no saber aceptar ni comprender que somos hoy, pero que mañana no seremos; que llegará un día en el que dejaremos de ser y, simplemente, ya no estaremos... igual que no estuvimos hace tiempo. Dejen de intentar manejar nuestras vidas, marcarnos líneas únicas de pensamiento o de actuación. A mi nunca se me ocurriría intentar adoctrinar a nadie en mi forma de pensar. Eso sí, opinar siempre, aunque, 2000 años después, la sociedad prefiera no pensar y seguir la línea marcada.


El peligro de buscar es que un día vas y lo encuentras.

Cabeza, ¿y si Dios no existiera?
Sábado, 7 de febrero de 2009

4 de febrero de 2009

Cuestión de prioridades

Uno no elige nacer, pero nace. Tampoco elige la familia, pero tiene que aguantarse con la que le toca y esto puede llegar a ser cruel, injusto, muy cruel, muy injusto.

En pocos años he presenciado multitud de potencialidades tiradas a la basura, muchos proyectos que acaban en la más absoluta mediocridad, demasiados bocetos que nunca se plasmarían en realidades tangibles. Falta de sensatez, de cordura, de madurez, de amor... ¿quién sabe?.

Cualquier colegio, incluso los concertados y privados (¡buen tema!), está lleno de víctimas. Colegiales y colegialas que deambulan perdidos, niños y niñas que son aparcados cual automóvil de 9 a 14h (si es más con las extraescolares, mejor), consecuencias de familias sin ideas claras (¿pero tienen ideas?), sin estructura, sin sentido común, como barcos a la deriva en medio de un temporal.

Y te partes la cara, y lo intentas, y buscas estrategias, y repasas apuntes, y consultas libros de la carrera, y metes barbaridades en la barra de San Google o buscas asilo (¿o consuelo?) en compañeros más expertos a ver si ellos tienen la pócima mágica. Y funciona, o eso parece, y te sientes bien, y te vienes arriba, y te motivas, e incluso te crees buen maestro... hasta que llega ese día, esa puñalá trapera por la espalda, ese momento en el que dices en clase:

- A ver, sacamos los colores.
- Maestro, es que yo no tengo.
- ¿Y por qué no te compras ya unos de una vez?
- Es que mi madre dice que no tenemos dinero.

Pero sí para la PSP, la Play 2 o la Wii... no sea que mi niño crezca con un trauma.

Y la solución es que
el cole empiece
el 7 de septiembre.
¡Tiene cojones!
Miércoles, 4 de febrero de 2009

Cada vez

Cada vez hace mas tiempo del 10 de septiembre y cada vez resulta todo más confuso. El mismísimo tiempo, que te aleja de aquellos oscuros re...