13 de febrero de 2008

- "Veo veo" -"¿Qué ves?"

Da igual.

Que el actual Sistema Educativo tenga la herencia que tiene y que viene intentando superar... da igual.

Que actualmente tengamos escolarizados en nuestras aulas casi al 100% de la población en edad escolar... da igual.

Que la tasa de analfabetos haya descendido vertiginosamente... puf, da lo mismo.

Que nunca hayamos tenido tantos universitarios como ahora... da igual, también.

Que según los últimos estudios nunca se ha leído tanto como ahora y que nuestros jóvenes sean los más han subido la media lectora... qué más da!!

Que hayamos escolarizado obligatoriamente a nuestros alumnos y alumnas hasta los 16 años... qué más da!!

Que se crea como nunca y se luche y se trabaje y se tengan en cuenta las necesidades de las personas más necesitadas... eso, eso no importa.

...

Ahora lo importante es dar puñetazos en la mesa y utilizar palabras rimbombantes, hacer tuya la demagogia más barata y cargar contra nuestro sistema Educativo. Además si usas, eso sí, sin preocuparte por analizar un poco (que si no no te salen las cuentas) el informe PISA -que la mayoría, por cierto, no tienen ni puta idea de lo que es- entonces puede parecer hasta que sabes del tema. Pero es que no queda ahí la cosa. Es mucho más curioso aún cuando algunos añoran nuestro Sistema Educativo de 1970, con su Ley General de Educación...

Sí, sí... añoran los 40 alumnos por aula.

Añoran la diferencia entre clases de listos y clases de repetidores.

Añoran que niños y niñas con necesidades no tuvieran cabida en el Sistema.

Añoran
los tirones de patilla, las oraciones antes de empezar el día, los crucifijos presidiendo las aulas y los métodos de sígame el que pueda. Los psicólogos, pedagogos, monitores, educadores, interpretes de lengua de signos, educadores sociales, médicos, logopedas, maestros de compensatoria, maestros de pedagogía terapéutica, maestros de audición y lenguaje... unos chuflas todos.

Muy recomendables los artículos de Arturo Perez Reverte y José Saturnino Martínez. Pinchen y lean.

Empieza por la O...
¿Que será?
¡¡Oportunistas enteraillos demagogos
a favor de corriente!!
Si, si, si...
13 de febrero de 2008

12 de febrero de 2008

Hijos e hijas sin manual de instrucciones (VI). Epílogo

En fin, para cerrar este pequeño capricho solo me queda resaltar algunas cosillas que creo imprescindibles para hacer más llevadero todo este proceso de criar, educar, formar, instruir... ¿cuál será la palabra correcta?.

Seré concreto.

Uno. Lo más importante de todo: el amor, el cariño. Sin esto, todo lo demás carecería de sentido.

Dos. Usemos el sentido común, ¡siempre!. Es nuestra mejor arma. Es el mejor libro en el que buscar y encontrar respuestas a mis preguntas como padre, a mis dudas cuando tomo decisiones.

Tres. Exige, porque tienen derecho a ser exigidos.

Cuatro. No rehuyas el conflicto. Afróntalo desde el sentido común. Con la firmeza que te da ser tú quien debe poner siempre los límites, unos límites coherentes e inflexibles. No caigamos en lo que Emilio Calatayud denomina algo así como el mal de la democracia joven... no nos dé miedo poner límites. Poniendo límites no somos padres dictadores, somos padres, y de eso se trata... de ejercer como tal. Amigos ya tiene. Amigas ya tiene. Padres, solo nosotros. Recuerda: heteronomía vs autonomía moral.

Cinco. Ten cuenta que muchas veces los críos pueden portarse mal para que les echemos cuenta. Así de sencillo. Y que muchas veces, al castigarlos, estamos reforzando positivamente la conducta, por más que nuestra intención sea la contraria.

Seis. Sé concreto, cuanto más, mejor. Huye de lo abstracto cuando hables con tu niño, con tu niña, sobre todo cuando son pequeños. No le digas: "¡tienes que portarte bien!". ¿Eso qué significa para ti?. ¿Qué significa para él?. ¿Tenéis la misma definición de portarse bien? "No le pegues a tu hermano", "recoge tus juguetes", "cómete la merienda" o "termina tus deberes" sí son órdenes concretas y difícilmente malinterpretables... al menos en teoría.

En fin que no quiero ser pesao...

Al menos me ha servido para aclararme y obligarme a desempolvar algunas cosillas de la carrera. ¡Qué pena estudiar tanto para que todo se olvide tan pronto!

Lo dicho. No invento nada.
Solo resumo, aglutino, sintetizo.

07 de febrero de 2008

Cada vez

Cada vez hace mas tiempo del 10 de septiembre y cada vez resulta todo más confuso. El mismísimo tiempo, que te aleja de aquellos oscuros re...