12 de septiembre de 2006

Una de reflexiones

Me llamó. Me necesitaba. Necesitaba algo que podía darle. Entre todos me llamó a mí. Pensaba que yo podría ayudarla. Fui sin pensarlo. No lu dudé. Sin preguntas, sin excusas, sin juicios, sin creerme nadie para valorarla. Ella necesitaba comprensión y la tuvo. Yo necesitaba mucho más y lo tuve. Ella creía que le ayudaba; no sabía que era ella la ayudante y yo el ayudado. Quizás, nos ayudamos mutuamente. Y mientras tanto, tú estabas a la sombra, comprendiéndome, esperándome, sin preguntas, sin excusas, sin juicios, sin creerte nadie, en tu sitio, siempre en tu sitio. ¡Joder, cuánto aprendí ese día!¡Joder, cuán afortunado soy!

Para los afortunados
Piensan en mí, luego existo
(frase extraída de La Sombra del Viento)
12 Septiembre 2006

8 de septiembre de 2006

Necesidad del Conflicto II

Mi hijo adolescente me pide una moto. Todos sus amigos la tienen, me dice con la sensación de ser este un argumento irrebatible. ¿Acaso no lo es? A mi niño no le faltará nada mientras yo pueda permitírmelo. Hoy me quejo de que no sabe valorar lo que tiene.
"quien mucho enseña, mucho aprende"
(no es mía pero la comparto)
08 Septiembre 2006

Paola 7

En la lejanía, el faro de Trafalgar, vigilante, protector, ojo avizor, enseñándome esa dicotomía de fortaleza y debilidad que me embarga si...