Ir al contenido principal

- "Veo veo" -"¿Qué ves?"

Da igual.

Que el actual Sistema Educativo tenga la herencia que tiene y que viene intentando superar... da igual.

Que actualmente tengamos escolarizados en nuestras aulas casi al 100% de la población en edad escolar... da igual.

Que la tasa de analfabetos haya descendido vertiginosamente... puf, da lo mismo.

Que nunca hayamos tenido tantos universitarios como ahora... da igual, también.

Que según los últimos estudios nunca se ha leído tanto como ahora y que nuestros jóvenes sean los más han subido la media lectora... qué más da!!

Que hayamos escolarizado obligatoriamente a nuestros alumnos y alumnas hasta los 16 años... qué más da!!

Que se crea como nunca y se luche y se trabaje y se tengan en cuenta las necesidades de las personas más necesitadas... eso, eso no importa.

...

Ahora lo importante es dar puñetazos en la mesa y utilizar palabras rimbombantes, hacer tuya la demagogia más barata y cargar contra nuestro sistema Educativo. Además si usas, eso sí, sin preocuparte por analizar un poco (que si no no te salen las cuentas) el informe PISA -que la mayoría, por cierto, no tienen ni puta idea de lo que es- entonces puede parecer hasta que sabes del tema. Pero es que no queda ahí la cosa. Es mucho más curioso aún cuando algunos añoran nuestro Sistema Educativo de 1970, con su Ley General de Educación...

Sí, sí... añoran los 40 alumnos por aula.

Añoran la diferencia entre clases de listos y clases de repetidores.

Añoran que niños y niñas con necesidades no tuvieran cabida en el Sistema.

Añoran
los tirones de patilla, las oraciones antes de empezar el día, los crucifijos presidiendo las aulas y los métodos de sígame el que pueda. Los psicólogos, pedagogos, monitores, educadores, interpretes de lengua de signos, educadores sociales, médicos, logopedas, maestros de compensatoria, maestros de pedagogía terapéutica, maestros de audición y lenguaje... unos chuflas todos.

Muy recomendables los artículos de Arturo Perez Reverte y José Saturnino Martínez. Pinchen y lean.

Empieza por la O...
¿Que será?
¡¡Oportunistas enteraillos demagogos
a favor de corriente!!
Si, si, si...
13 de febrero de 2008

Comentarios

Entradas populares de este blog

7 diez de septiembres.

Hoy echo de menos lo que nunca tuve. Me afano por recordar cosas que en mi vida no pasaron, sonrío a la sombra del árbol que nunca creció.
Hoy hace ya 7 años que murió mi Samuel (¡cómo pasa el tiempo!). Y ando en ese momento de disfrutar de la vida que labramos aquellos días de difícil digestión.
Y me doy cuenta que el 10 de septiembre, más que un día triste, es un día en el que enorgullecerme, enorgullecernos, de tantas cositas conseguidas. Es un día para ser agradecidos, para no cansarnos de dar las gracias a todos aquellos que tanto bien nos hicisteis en aquellos días, semanas, meses... de naufragio. Un día para pararte en seco, volver a secarte las lágrimas por enésima vez, y admirar el paisaje en movimiento de una vida trazada a fuego, a pasito lento, con mucho trabajito en cada metro avanzado, en cada piedra colocada en forma de sonrisa ofrecida.


Un 10 de septiembre más en el que convertir la tristeza en ganas de vivir feliz, porque nunca habrá mejor manera de honrarte a ti, hijo m…

Juan Reyes Luna

En ti todo es inicio: el amor, la alegría, la ilusión, la inocencia.Así, sin saberlo, llegas para seguir llenándonos de esa bonita felicidad que, no por buscada, completa la hermosura del suspiro que de cada mirada de tu madre nace. Duerme tranquilo, pequeño; ríe tranquilo, pequeño; vive tranquilo, pequeño, que eso que sientes es el amor verdadero de tu familia; los mejores asideros posibles para vivir la vida, para sentir tu vida.¡Bienvenido, chiquinino! Y ya van 12...



De nuevo, el Doctor Reza Hosseinpour

Empezó pidiéndonos permiso para tutearnos. El Dr. Reza Hosseinpour, una eminencia mundial en cirujía cardiovascular infantil, un mago que regatea a la muerte ajena, nos pedía permiso para tutearnos. Tenía el ordenador apagado, nada sobre la mesa y a las cinco y media, hora de la cita, salió del despacho para ver si estábamos. Pequeños detalles. Yo los miro mucho, porque los valoro mucho. El Doctor, permítanme que lo escriba siempre en mayúsculas, nos estaba esperando dispuesto a regalarnos su tiempo.

Fue una bonita y útil conversación. Acudimos a su despacho con la simple intención de agradecerle todo lo que hizo por nuestro hijo y todo lo que hizo por nosotros.

Es evidente que a veces no hay culpables. A veces hay muertes inevitables. Al menos en el aspecto concreto. En la hipótesis de lo abstracto seguramente esto no quede tan claro y los límites se tracen algo más difuminados.

Estuvimos una hora y cuarto en su despacho. Fuimos para presentarle a nuestra familia. A nuestros tres pequ…