3 de julio de 2006

Te lo debía, me lo debía

Abrió los ojos y estaba en ese lugar que tanto soñó de pequeño. Juró que nunca jamás volvería a cerrarlos para no despegarse más de él. Luego sonó el despertador y tuvo que volver a la ficción. Nunca volvió a encontrarse con él y nunca dejó de cerrar los ojos en su busca.

A mi abuelo Antonio
Yo también te echo de menos
29 junio 2006

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Very pretty site! Keep working. thnx!
»

Anónimo dijo...

I find some information here.